Sus iglesias

Idioma

23/09/2017 02:26:21

Ciudadanos

Usuario:Contraseña:Tengo certificado

header

menu

Sus iglesias

InicioCiudadImágenesSus iglesias
 

Iglesias

Iglesia de Santiago

Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol: De forma catedralicia por su estilo y situación, fue declarada “Bien de Interés Cultural” por la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura en 1995. Es una obra de gran cuerpo originaria de los siglos XVI y XVII.

La parte central de la portada principal está ocupada por un templete que acoge la Imagen de la Inmaculada Concepción, obra donada por el escultor Pedro de Torre-Isunza, realizada en piedra blanca de Córdoba. Esta amplia fachada está precedida de una escalinata llamada del “Velar”.

Las portadas laterales son idénticas, de estilo postherreriano, y fueron realizadas en 1570 y 1598. Luce sobre la Portada de la Epístola el escudo del Obispo placentino Fray Martín de Córdoba y Mendoza.

En cuanto a sus contenidos artísticos, la mayoría quedó destruido en 1936, entre ellos el magnífico Altar Mayor del siglo XVII, cuyos lienzos originales fueron pintados por el extremeño José de Mera. El retablo del Altar Mayor fue reemplazado en 1956 por uno similar al original, obra del tallista local Claudio Martín Soriano; en él se pueden apreciar 17 tablas pintadas por el dombenitense Juan Aparicio Quintana. También destaca la magnífica cajonería, de pino y nogal, con recuadros de relieve floral y animal, fechada en 1700, conservada en la Sacristía.

La torre adyacente de 40 metros de altura (cuya original de menor altura fue demolida a finales del siglo XIX), fue revestida en 1965 con granito de Quintana, recogiendo la misma el campanario. En el año 1885, el arquitecto Vicente Paredes Guillén comienza las obras de reconstrucción de la torre, finalizándose las mismas en septiembre de 1887.

 

Iglesia de San Sebastián

Iglesia Parroquial de San Sebastián: Considerada la primera ermita de la Ciudad, fue erigida bajo la advocación de los mártires San Fabián y San Sebastián. Su arquitectura, de influencia románica, data de finales del siglo XIV.

Acogió las Asambleas Generales de la Mesta en el siglo XVI, siendo restaurada a finales del siglo XVIII y otra vez a mediados del siglo XIX.

En 1992, bajo la dirección del arquitecto José Benito Sierra Velázquez, se realiza una remodelación interior de la Iglesia, recuperando así el aspecto de sus bóvedas de ladrillo.

El hallazgo de restos arqueológicos y enterramientos romanos en los alrededores, denota la existencia de un hábitat romano. Existen indicios de la construcción de otro Templo o Ermita anterior en el lugar.

Esta Iglesia fue considerada Parroquia en 1896.

 

Iglesia de Santa María

Iglesia Parroquial de Santa María del Consuelo: Construida en el Barrio de San Gregorio gracias a la generosa donación de Dª Consuelo de Torre-Isunza, es de estilo neorrománico; presenta fachada de telón escasamente decorada con torre lateral rematada en chapitel e interior de tres naves con planta de cruz latina. El Altar Mayor data del año 2002.

En 1888 se dio por terminada la obra, siendo reconocida por el Delegado del Sr. Obispo y provista de todo lo indispensable para el culto. En 1896 el templo abrió al culto como Parroquia.

Fue obra del arquitecto extremeño Vicente Paredes Guillén.

El edificio fue restaurado entre los años 1962 y 1967.

 

Iglesia de San Juan

Iglesia Parroquial de San Juan Bautista: De estilo neorrománico, las obras de este templo finalizaron en 1888. Fue construida gracias a la generosa donación de Dª Consuelo de Torre-Isunza.

A diferencia que el templo de Santa María, carece de torre, aunque sobre su parte principal se eleva un buen campanario.

En el año 1900 es abierta al culto como Capellanía, siendo declarada en 1978 como Parroquia por el Obispo D. Antonio Vilaplana Molina, encontrándose regida en la actualidad por los Padres Misioneros Claretianos.

Fue obra del arquitecto extremeño Vicente Paredes Guillén.

 

Ermita de Nuestra Señora de las Cruces: Ubicada en la falda Norte de la Sierra de Ortigas, fue construida, según tradición oral, tras la aparición de la Virgen a Bastián, un pastor que cuidaba cabras. En ella podemos encontrar el retablo barroco procedente de una Capilla del Palacio del Marqués de Monsatlú, así como la Imagen de la Virgen (1938), obra del escultor Pedro Torre-Isunza. En el mismo enclave se encuentra la casa del ermitaño y un amplio salón para uso de la ermita.

Según el clérigo Calderón Martín, la Ermita existía ya en 1577. Según algunos historiadores, la Ermita de Nuestra Señora de las Cruces se construyó en 1375-76.

En 1817, pasada la Guerra de la Independencia, fue reparada y puesta nuevamente en funcionamiento. En 1885 se construye nuevamente el Presbiterio, Camarín y la Sacristía; además, se levantó en proporción todo el cuerpo de la antigua Ermita a fin de que formara un conjunto armónico, separando también el Presbiterio con una esbelta y firme reja.

En 1945 se restaura al completo la Ermita. Nuevamente, en 1991, bajo la dirección del arquitecto José Benito Sierra Velázquez, se sanea el interior y exterior (con la plataforma de piedra blanca de Cáceres en todo el alrededor de la Ermita); se construyen los arcos laterales, servicios, fuente de piedra labrada, se reforma totalmente el retablo, se coloca el piso interior de mármol, techumbre nueva y se renueva el Camarín. La bóveda fue pintada por el dombenitense José Gallego Sánchez.

En 1983, el obispo de Plasencia, D. Antonio Vilaplana, declaró a la Ermita “Centro Oficial de Peregrinación en la zona sur de la Diócesis”, durante el Año Jubilar de la Redención.

La festividad de la Virgen se celebra el día 12 de octubre, día de su aparición.

 

Iglesia de Ntra. Sra. de Guadalupe

Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe : Esta Capilla, que perteneció al Hospital de San Andrés, el que fuere primer Hospital con que contó la localidad en el siglo XVI, aún sigue conservando su estructura arquitectónica original, de estilo barroco español.

Fue construida por el entusiasmo que despertó entre la ciudadanía una pintura de la Virgen de Guadalupe que pintó en la pared de su habitación uno de los atendidos en el Hospital. Terminada la construcción de la Capilla, fue inaugurada en 1698 por el Obispo placentino Fray José González.

Su interior es de una sola nave y tres cuerpos. La fábrica se estructura sobre cuatro pilastras de piedra de cantería; las pechinas del arranque de la bóveda conservan restos de antiguas pinturas murales.

En 1728 se termina el retablo, realizado por el maestro tallista Juan José Rodríguez, acompañando al mismo cuadros pintados por el extremeño José de Mera.

Tras permanecer en un total abandono durante mucho tiempo, en 1995 se firma un convenio entre el Ayuntamiento y la Parroquia de Santiago mediante el cual el Ayuntamiento podía usar la Capilla para celebrar las sesiones plenarias. Tras su rehabilitación, fue inaugurada el 23 de septiembre de 1995 como Salón de Plenos.

Su última remodelación interior pertenece al año 2002, siendo nuevamente inaugurada el 7 de septiembre para el culto religioso.

 

Convento de las Carmelitas Descalzas: El Convento de clausura de las Carmelitas Descalzas fue fundado y costeado por Elena Donoso Cortés y Gómez-Valadés, rica y piadosa hacendada; dos años duraron las obras, inaugurándose con la primera misa en su Capilla el 30 de septiembre de 1883.

Este sólido y severo edificio, ubicado en la calle Donoso Cortés, se compone de regular Capilla y tres pabellones de clausura que conforman un comedido claustro en su interior.

El interior de la Capilla, de una sola nave y cuatro cuerpos, tiene el pavimento de mármol haciendo rombos en blanco y negro. Aquí se encuentra la Imagen del Cristo que se utilizó en la película “Marcelino Pan y Vino”, donado por los Estudios Cinematográficos Chamartín en 1954. El Cristo fue obra del decorador, dibujante y pintor, Antonio Simont, aunque la forma en barro y el posterior acabado en escayola se lo dio un amigo del propio Simont.

 

Ortros Templos: Además, la Ciudad cuenta con otros templos religiosos de nueva construcción, como es el caso de la Ermita de San Isidro Labrador, inaugurada en 2003 en el Barrio del mismo nombre; la Iglesia de Nuestra Señora de la Piedad, inaugurada en 2008 en el Barrio del mismo nombre; y la Iglesia de la Sagrada Familia, inaugurada en 2012 en el Barrio de El Noque.

 

Cementerio Municipal de San Antonio: El Cementerio Municipal Católico de esta Ciudad, denominado de San Antonio (antiguamente conocido como “de las cuatro fanegas”), es un lugar sagrado con arreglo a los cánones, construido con fondos exclusivamente municipales, correspondiendo al Ayuntamiento su administración, cuidado y dirección.

Está situado en la zona norte de la Ciudad, en el límite del suelo urbano y tangente a la Avenida de Madrid. Su apertura tuvo lugar el 1 de agosto de 1885.

En 1885, tras la epidemia del cólera morbo, el antiguo cementerio (que estaba situado en la hoy denominada Glorieta del Arte y que fue inaugurado el 16 de febrero de 1814) quedo clausurado por estar completo y se dio comienzo a la construcción del actual, finalizando su construcción en el año 1890, fecha posterior al cierre del antiguo Cementerio. La fachada, que no es una construcción aislada, consiste en una portada pétrea de sillería de granito que, además de ser facha y acceso al Cementerio, es junto con sus anexos el edificio funerario más importante del mismo. El estilo arquitectónico del conjunto es neoclásico.

Preside el Altar una copia del cuadro “Cristo crucificado” de Velázquez (1932). El primer reglamento del mismo data del año 1901.

La última rehabilitación de la Capilla y mejora del interior del Cementerio data del año 2016.

 

Iglesia de San Benito: Fue inaugurada tras su rehabilitación en julio de 2014 en lugar donde estuvo la hoy desaparecida aldea de Don Llorente; se alza una torre-campanario de influencia mudéjar, que es un ejemplo de arquitectura del siglo XII, así como un par de arcos formados por dovelas de granito labrado en el interior del edificio de nueva construcción.

Los muros perimetrales del templo, que pudieran ser los originarios, están construidos con piedra, ladrillo y tapial, y excepto las cuatro ventanas apaisadas laterales, que son una aportación relativamente reciente por el uso que ha tenido el edificio a lo largo del siglo XX, podemos considerar que esa es la imagen originaria de esta humilde y sencilla Iglesia.

Este templo no se encuentra abierto al culto.



 

 

Proveedores

Gobierno Abierto

pie