Don Benito, Paisaje Natural

Idioma

23/10/2017 10:05:11

Ciudadanos

Usuario:Contraseña:Tengo certificado

header

menu

Don Benito, Paisaje Natural

InicioAreasTurismoDon Benito, Paisaje Natural

DON BENITO, PAISAJE NATURAL

 

Panoramica Doña Blanca

 

Resulta difícil, a estas alturas del año en las que el calor aprieta y el estío comienza a marcar nuestros paisajes, visitar un lugar como la finca Doña Blanca, en Don Benito. Nada más salvar la subida hasta el caserón que la domina, sorprende la generosa pradera de hierba que se extiende hasta la laguna.

 

 

Y todo ello en plena llanura extremeña.  Este espacio natural, perteneciente al Ayuntamiento de Don Benito, se está recuperando para el disfrute de sus visitantes. Estratégicamente situada en las cercanías del río Ortiga y sobre una loma que le permite disfrutar de magníficas vistas, Doña Blanca brinda a los visitantes la posibilidad de disponer de un área recreativa bien equipada: tres chozos para alojamiento, un caserón para servicios comunes, un Aula de Naturaleza y una nave auxiliar con aseos, duchas, etc., dan servicio a un total de 20 plazas de alojamiento. El fin de estas instalaciones no es otro que el de fomentar el desarrollo de todo tipo de actividades Medioambientales, Educativas, Sociales, de Ocio y Deportivas, organizadas por el Ayuntamiento de Don Benito y Colectivos de cualquier ámbito, Empresas, etc.

Panoramica Doña Blanca
 

 

En las cercanías de la casa encontramos uno de los muchos enterramientos existentes en la zona excavados en la roca, probablemente de origen Ibero. La zona de Doña Blanca es un área de transición, en ella vamos a encontrar muestra de los diferentes sistemas que aparecen a lo largo de los distintos recorridos que pueden realizarse por la finca.

 

Alojamiento Doña Blanca
Alojamiento Doña Blanca
Alojamiento Doña Blanca
  
 

Un primer tramo donde hemos visto los restos de tres molinos, el último fácil de visitar y aunque se encuentre en ruinas tiene aún un innegable valor, ya que se trata de un antiguo molino harinero envuelto por la vegetación de ribera, antaño más abundante que hoy. Una segunda zona de berrocal granítico en el entorno de la casa, con unas características muy determinadas. Si nos fijamos en las rocas, observaremos que tienen formas caprichosas, veremos que los cristales minerales que las conforman, tienen tamaños muy diferentes. Es esta heterogeneidad la que diferencia a este granito del de Quintana, por ejemplo, pero es la que permite el modelado de estas rocas al ser más fácilmente erosionables. Una última zona es la que nos lleva hasta las llanuras cerealistas.

Panoramica Doña Blanca

 

Nos encontramos con antiguos olivos que han sido trasplantados en la confluencia del camino de Doña Blanca y del Camino de Los Bellacos y en varios puntos más del área. El olivo, si se le somete a una dura poda y se arranca con un cepellón grande, tiene muchas posibilidades de ser trasplantado con éxito. El camino es un auténtico subibaja sobre terrenos arenosos, procedentes de la degradación del granito que en forma de bolos aparecen a los lados del camino.

La vegetación autóctona se compone de encinas, fresnos, pinos, álamos, esparragueras, jara, linaria amarilla y escoba, retama o cantueso. Otras especies presentes e importantes son los líquenes y musgos que colonizan sobre las rocas de granito.

En cuanto a la fauna, podremos apreciar aves rapaces como el cernícalo, milano real, aves acuáticas (ánades, patos, gansos, gaviotas, etc.), bistitas, cogujadas, alondras y aves de paso como cigüeñas o grullas, también encontraremos una gran variedad de reptiles y anfibios como el lagarto ocelado, culebras y la rana de San Antonio.

  
 

Panoramica Doña Blanca

Continuamos el camino que nos ha llevado hasta Doña Blanca para dirigirnos a la segunda finca de titularidad municipal, La Serrezuela, no sin antes vadear el río Ortigas y hacer una parada en la que visitaremos dos antigüos molinos, hoy rehabilitados, recuperados del olvido y de su falta de oficio. Ambos molinos utilizaron antaño la fuerza motriz del agua desviada del Río Ortigas, a través de un canal paralelo. Podremos también detenernos en el puente peatonal de madera que salva el río para observar galápagos y poder escuchar la rana de San Antonio.

 

 
Alojamiento Doña Blanca
Alojamiento Doña Blanca
Alojamiento Doña Blanca
  
 

Reanudamos la marcha apuntando a la Sierra de las Cruces, a través de un camino perfectamente transitable y por el que es frecuente cruzarse con ciclistas de montaña y senderistas que  aprovechan las características del terreno para disfrutarlo.

 

 
Panoramica Doña Blanca

La Serrezuela es otro espacio natural recuperado con acierto para su uso colectivo mediante la construcción de un albergue con capacidad para 48 plazas repartidas en 8 habitaciones. El edificio, que se encuentra perfectamente integrado en el paisaje, tiene una superficie de 705 metros cuadrados.

La multifuncionalidad del edificio se pone de manifiesto en sus accesos, zonas comunes y servicios: cuenta con cocina, comedor, servicios y una peculiar sala para usos múltiples en la que el cierre interior al abrirse, transforma el espacio en un pequeño teatro con gradas en el exterior.

 La flora y fauna del entorno es similar a la de la finca Doña Blanca, estando presentes las mismas especies pero predominando más, en este caso, las encinas y  la jara, puesto que nos encontramos en las proximidades de la falda de la Sierra de las Cruces.
 
Alojamiento Doña Blanca
Alojamiento Doña Blanca
Alojamiento Doña Blanca
 

 

 

Llama la atención nuevamente una laguna que ocupa el espacio esculpido en la roca de granito por una antigua cantera. Sus paredes verticales sirven de parapeto y dan protección,  a las grullas durante la estancia de su periplo migratorio y también a las cigüeñas durante todo el año, desde que San Blas dejara de ser la fecha de referencia para su avistamiento, encontrando en la laguna especies de las que se alimentan.

El sol calienta aún, a pesar de que ya busca el horizonte. Iniciamos la vuelta a Don Benito, donde disfrutaremos de otro tipo de paisaje, más urbano, menos agreste, mientras tratamos de atrapar en la memoria la belleza del entorno natural de Doña Blanca y La Serrezuela.

 

 

Panoramica Serrezuela

Fotos cedidas por Antonio Sánchez Moreno

 


      

Proveedores

Gobierno Abierto

pie