Jarro de Valdegamas

El Jarro de Valdegamas apareció en la finca dombenitense de Valdegamas de Abajo en 1953, cuando un labrador araba con reja profunda. Se trata de una hermosa vasija de bronce, fundida en una sola pieza, y conservada en perfecto estado. Su forma reúne los rasgos propios del oinochoe griego, jarro de cuerpo ovoide y boca trilobulada que se empleaba para escanciar el vino directamente sobre las copas. El principio del asa se halla decorado con la figura de una diosa de la fecundidad flanqueada por dos leones. Es considerado como un Jarro tartessio de tipo etrusco, del siglo VII, con unas medidas de 29 x 25,5 cm.

Tras un largo periodo custodiado en una colección privada, el Museo Arqueológico Nacional lo adquiere en el año 1984, donde actualmente se custodia y exhibe al público visitante. La Casa de Cultura de Don Benito exhibe una reproducción exacta del Jarro.