Convento de las Carmelitas Descalzas

El Convento de clausura de las Carmelitas Descalzas fue fundado y costeado por Dª Elena Generosa Donoso-Cortés y Gómez-Valadés, rica y piadosa hacendada, sobrina del primer Marqués de Valdegamas; dos años duraron las obras, inaugurándose con la primera misa en su Capilla el 30 de septiembre de 1883.

Este sólido y severo edificio, ubicado en la calle de Donoso Cortés, se compone de regular Capilla y tres pabellones de clausura que conforman un comedido claustro en su interior.

El interior de la Capilla, de una sola nave y cuatro cuerpos, tiene el pavimento de mármol haciendo rombos en blanco y negro. Aquí se encuentra la Imagen del Cristo que se utilizó en la película “Marcelino Pan y Vino”, donado por los Estudios Cinematográficos Chamartín en 1954. El Cristo fue obra del decorador, dibujante y pintor Antonio Simont, aunque la forma en barro y el posterior acabado en escayola se lo dio un amigo del propio Simont.