Iglesia Parroquial de San Juan Bautista

De estilo neorrománico, las obras de este templo finalizaron en 1888. Fue construida gracias a la generosa donación de Dª Consuelo de Torre-Isunza.
A diferencia que el templo de Santa María, carece de torre, aunque sobre su parte principal se eleva un buen campanario.

En el año 1900 es abierta al culto como Capellanía, siendo declarada en 1978 como Parroquia por el Obispo D. Antonio Vilaplana Molina, encontrándose regida en la actualidad por los Padres Misioneros Claretianos.

Fue obra del arquitecto extremeño Vicente Paredes Guillén.